Ikkyo

Que es Ikkyo?

Ikkyo significa “primera enseñanza” y es la primera de las técnicas que aprendemos. Es la primera pero no es la más simple. O’Sensei hablando de Ikkyo decía:

“Iriminage, Shihonage: 10 años de práctica. Ikkyo: toda una vida”.

Ikkyo es nuestra base de enseñanza como Aikidoka, es fundamental de entender, o intentar entender su concepto. Aunque como dijo O’Sensei, “es toda una vida”. Pero realmente todo está aquí.

Esa técnica esconde muchas sutilezas. Su interpretación y aplicación evolucionan con el tiempo y nuestra comprensión de los conceptos básicos del aikido. La técnica consiste en parar un ataque aplicando un control sobre el codo de uke.  Pero su aplicación no es tan fácil como parece. De hecho es un sutil momento cuando Uke y Tori se cruzan en un punto concreto. De ahí viene la dificultad. Cada ataque es distinto, cada persona tiene su propia sensibilidad frente al ataque, su manera de ver y practicar el aikido.

Por eso, Tori tiene que ser muy consciente de su centro, del centro de Uke, de todo lo que gira a su alrededor. Y a pesar de todo, puede practicar ikkyo con la misma persona, el mismo ataque, y nunca saldrá de la misma manera.

Pensamientos

Hablando de Ikkyo O’Sensei expresó lo siguiente:

“Si el oponente ataca francamente y decidido, pues seguirá adelante. Esta es una importante lección de comunicación. Si la comunicación se detiene, el movimiento finaliza. Si uno cambia de posición después de iniciado el ataque, y el oponente no se adapta al cambio, la omisión supone la muerte. Uno se hallará fuera de su alcance mientras que él ofrecerá una abertura en su momento de mayor vulnerabilidad. El Uke ha de seguir el movimiento, tratar de leer la posición del oponente. Es su única oportunidad.”

Por lo tanto la expresión de Uke como de Tori tiene que ser sincera para poder mantener la conexión, la unificación. En caso contrario se detiene el movimiento, la técnica: no es Aikido. Nuestro arte es el camino de la unificación, Ikkyo como primera enseñanza, nos indica el rumbo que tenemos que seguir. Pero al final nos damos cuenta de que el concepto sutil que se esconde detrás de Ikkyo, está escondido detrás de todas las otras técnicas y hay que encontrarlo. Aconsejo también leer estas entradas sobre el musubi de uke y tori para profundizar un poco más ese trabajo

Cuando pensamos un poco más en ikkyo (es mi interpretación) se entiende un poco más porque O’Sensei habla del arte de la paz. Si ikkyo nos obliga a estar atento al otro, a “escuchar” sus movimientos, a descifrar sus sentimientos y sensibilidad, entonces ikkyo nos lleva hacia el camino de la empatía, de la comunicación y de la paz.

Podemos ver que el aikido, a través de su primera enseñanza, nos lleva a una aplicación concreta en nuestra realidad cotidiana. Voy a plantear mi experiencia como profesor (no de aikido). Uke son mis alumnos con sus expectativas, sus dudas y  sus miedos (o cualquier otro sentimiento, como la agresividad). Yo, como Tori, tengo que encontrar ese punto sutil de inflexión que nos lleva a un camino armonioso de enseñanza y aprendizaje para los dos.

Pero si miramos a nuestros sensei, ellos son capaces de aplicar varias maneras de hacer Ikkyo sobre el mismo ataque. Entonces, Ikkyo nos enseña con la experiencia que existe más de una solución para una misma situación. Todo eso depende en aikido de nuestra manera de aprehender nuestro arte. En nuestras vidas todo depende de la sensibilidad que sentimos hacia los otros. Pero lo que nos enseña el aikido es la humildad y la apertura al mundo.

Si le ha gustado este articulo nos puede seguir en facebook, instagram y twitter, pero sobretodo compartirlo en las redes.

Gracias

Marian