Reflexión 

No Comments

Saotome y el dojo

Cuando vienen a practicar a mi dojo, me preocupa menos el que desarrollen una técnica excelente, que el modo en que el entrenamiento influye en su calidad de vida. Me siento satisfecho cuando los estudiantes disfrutan de su entrenamiento en el dojo, y se quedan cuando hacen amigos, y cuando su experiencia en Aikido les enriquece.(M. Saotome)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: